Entradas

KARL KRAUS: ¿SU TIEMPO, EL NUESTRO?

Imagen
  Pilar Alberdi     «En medio del humo de la actualidad la realidad se esfuma» Ernst Fischer   Vivimos tiempos de oscuridad. ¿Por qué leer si es más fácil encender la televisión y ver cualquier serie, concurso, película y entrar a las redes sociales de Internet a disputar como afamados polemistas y, además, sobre cualquier tema ? ¿Por qué hacernos problemas si podemos reírnos de los problemas de los demás y sentirnos a causa de unas simples risas, superiores? El intelectual ha desaparecido de la cultura, y los que quedan, por lo general tienen dueño: la izquierda, la derecha, el globalismo, el nacionalismo. Hay pocos intelectuales independientes, dentro de lo que pueda entenderse por esto. Karl Kraus percibía los tiempos previos a la Segunda Guerra Mundial como un tiempo «sonoro», la radio dominaba el discurso . El escritor refleja su enorme desasosiego frente a la falsa realidad de los hechos en un ensayo titulado con no poca ironía En esta gran época , a la que consid

DUDAS EN TIEMPOS DE COVID: RAZONES FILOSÓFICAS Y PSICOLÓGICAS

Imagen
  Pilar Alberdi     ¿Miras la televisión? Yo no la miro. Desde que comenzó lo que se ha llamado «pandemia» me tomo la rutina diaria de ver numerosos periódicos digitales para copiar enlaces de las noticias más destacadas, simplemente por no perder la relación de los hechos y que en el futuro no intenten cambiar mis recuerdos por otros inventados. De ese modo he podido comprobar cómo los medios de comunicación repiten los mismos idearios y hasta con las mismas palabras, pero en diferentes lenguas, en un país y en otro. ¿Recuerdan cuando en todos los países se aplaudía a los sanitarios por la tarde? Las contradicciones que presentaba y presenta el lenguaje en la prensa así como en la televisión deberían haber alertado a la mayoría de la población, pero no ha sido así. Hoy podemos afirmar que al menos 2.400 millones de personas en el mundo han participado en un experimento. Ahora mismo se pretende que veamos la realidad a través de una única «categoría»: Covid, y otras pocas q

ESTRELLAS AMARILLAS

Imagen
    Pilar Alberdi   En mi niñez y supongo que en la de la mayoría de los niños, las estrellas eran blancas. Sí, son mis preferidas. Donde resido, el espacio abierto nos permite mirarlas con placer. Mis hijos y mis nietos, en sus libros de lecturas, estoy segura, las han visto de muchos colores: azules, naranjas, verdes, moradas. Los cuentos lo permiten todo. Pero hay un día en que uno se entera, quizá con suerte en la adolescencia, que hubo « estrellas amarillas » . Y llamo «suerte» a algo tan trágico, porque cuanto antes se enteren los niños de estas cosas, mejor. Por lo general, no se cuentan en los colegios porque el currículo no permite explicarlo todo, dicen. Y en las familias, ¡uf!, ya sabemos lo que pasa: «es mejor no sacar esos temas». Pero los niños, si no la tienen cerca, a «la maldad» me refiero,   deben conocerla, aunque sea de oídas, saber cómo actúa, que astucias utiliza, cómo traiciona. El problema que tiene «pensar», es que s i alguien nos explica los he