© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)


miércoles, 6 de agosto de 2014

PODEMOS, CLARO QUE PODEMOS


Por: Pilar Alberdi

Mientras algunos periódicos intentan seguir mostrando a Podemos como un movimiento radical, que supo aprovechar la incidencia de los movimientos asamblearios que surgieron a partir del 15M, la realidad se impone. Ahora resulta que los que más votan a Podemos son personas cuyas edades van de los 18 a los 54, tienen estudios y muchas son de clase media, incluidos empresarios y altos funcionarios del Estado. Y vistos estos nuevos datos, ahora la crítica ya no habla de «radicalismo» sino de que «a Podemos le votan los ricos», lo que sirve una vez más para comprobar cómo se genera el discurso y con qué intenciones. ¡Hay que ver los análisis a los que pueden llegar algunos y algunas con tal de mantener a salvo sus sueldos en los medios periodísticos para los que trabajan o sus sillones en las instituciones. Pero vayamos por partes: la última encuesta del CIS indica que Podemos es ya la tercera fuerza en intención de voto. Y este sí es el problema para el bipartidismo que ha apoyado medidas contrarias a la dignidad y bienestar del pueblo. «Casta» con teléfonos móviles y ADSL en sus domicilios particulares, pagados por la gente, es decir con presupuesto del Estado. «Casta» que ha gastado en retratos de ministros más de un millón de euros, el retrato más barato fue una foto que costó la friolera de 25.000 euros. «Casta» que ha cerrado los oídos y los ojos ante casos de corrupción generalizados (Gürtel, caso de los ERE de Andalucía, la trama Pujol-Ferrusola...). «Casta» que ha favorecido hasta la saciedad los intereses de los más ricos, ha salvado bancos en vez de personas, situación que ni siquiera ha servido para favorecer el crédito. «Casta», por su indolencia con el dolor y la desesperación de sus compatriotas.«Casta» que privatiza en favor de sus amigos lo que es de todos y cambia un artículo de la Constitución siguiendo los dictados de la Troika y el FMI.
Sobre esta encuesta del CIS, una mirada atenta a los titulares de los principales medios de prensa nacionales nos indica que ABC y La Razón, aunque citaron la encuesta, solo dedicaron el titular a especificar cuál es la distancia que separa al PP del PSOE. Más a la derecha, Libertad Digital, sí expuso claramente en su titular que Podemos, a cuyos dirigentes y formación ataca siempre que puede, avanza en la intención de voto de los españoles, al igual que lo hicieron El Mundo y El País. Este último, dedica su editorial del día 5 a este tema, llamando la atención sobre el hecho de que parte de los votos que recibe Podemos le llegan de anteriores votantes de IU (Izquierda Unida) y PSOE (Partido Socialista Obrero Español), y una vez más habla del «radicalismo populista». Y es que, aunque algunos medios solo repiten esto, no han tomado todavía o no han querido tomar en cuenta los nuevos datos: que precisamente no apuntan hacia personas radicales, sino a gente sensata que vota a Podemos y que cree que una limpieza a fondo del sistema supondrá un beneficio para la mayoría de los españoles.
¿Y ahora qué? —se estarán preguntando algunos desde el bipartidismo—. ¿Qué van a decir ahora que se les acabó el cuento del populismo y el del radicalismo? Es decir, ahora que se les comienza a acabar el tiempo de las «puertas giratorias»... por las que pasaban del gobierno a la empresa privada, espacio en el que algunos ocupan puestos con altísimos sueldos y, además, según han confesado, incluso se aburren. Sin duda, es hora de que vayan tomando nota. Estos son los datos del CIS: los que votan a Podemos son personas entre 18 y 54 años, con estudios medios y altos, muchas de clase media, empresarios, altos funcionarios, por supuesto entre todos estos hay personas que llegan desencantadas desde IU y PSOE, pero sobre todo, creo yo, hay jóvenes sin trabajo, parados de larga duración, desahuciados, pequeños empresarios que han visto cómo se tambaleaban sus empresas o las perdían, personas agobiadas por el peso de los impuestos, y todas ellas, pienso yo, creen que la honestidad es necesaria. Y, ¿quiénes no votan a Podemos? Cuentan con menos apoyos por parte de pensionistas, amas de casa, agricultores, y personas con pocos estudios.


Artículos sobre Podemos y la realidad española:
Continúa el descrédito
Los ricos votan a Podemos
Estamos de ladrones hasta los cojones
Lecciones al nuevo rey para salvar la corona

Foto artículo:©Fotolia

4 comentarios:

  1. Buen analisis nos presentas, amiga. A mi distancia, pienso que hace falta un Podemos, algo que refresque la política española; porque, no hay razones para que un país tan rico mantenga tanto desamparo y desempleo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo espero, José. Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Ya sabía yo que te iba a gustar...
      Que tengas un buen día, Javier.
      Nos leemos.

      Eliminar

Gracias por dejar tu opinión.