Ir al contenido principal

VILLANCICO VASCO



Ator, ator.

Autor: Jesús Guridi

Ator ator, mutil etxera
Gaztaina zimelak jatera
Gabon-gaba ospatuteko
Aitaren ta amaren onduen;
Ikusiko dot aita barreka
Ama be poz atzegiñez.
Eragijok
mutil!
Aurreko
danbolin, ori
Gastañak erre artian (bis)
Txipli, txapla, pun
Gabon gaba pozik
Igaro daigun.

Traducción al español:

Ven, ven a casa muchacho,/
a comer castañas maduras/
para celebrar la noche de Navidad;/
al lado de papá y mamá./
Verás a papá riéndose,/
y a mamá llena de placer./
Mueve muchacho ese tambor de asar castañas/
hasta que se asen las castañas./
¡chipli chapla pun!/
Para que estemos contentos la/
noche de Navidad.

Nota: En recuerdo de quienes ya no están con nosotros.

Comentarios

  1. FELIZ NAVIDAD, Pilar, gracias por este precioso villancico. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Feliz Navidad!, María. Lo mejor para ti en estas fiestas y siempre.

      Eliminar
  2. Una de las cosas que me gustan de las canciones en otros idiomas; es que por no entenderlas, SIENTO la música en toda su plenitud..

    Ha sido precioso este villancico.


    ¡¡ FELICES FIESTAS!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, a mí también me pasa... Y a veces pienso: "¡Huy, si yo supiera lo que dece esa letra! Lo mismo no me gusta, pero..."
      A los vascos les gusta mucho la canción coral, hay en muchas de las melodías de sus autores una referencia a los clásicos, sin duda. Son las canciones que yo oía en mi niñez. Son esas canciones que siempre nos acompañan.
      Un abrazo. Y lo mismo para ti: ¡muy felices fiestas! Gracias por pasar por aquí.

      Eliminar
  3. Desconocía que Jesús Guridi, un compositor que me gusta mucho, fuera el autor de esta composición. Creía que era de origen popular.
    Gracias, Pilar y felices fiestas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Ángel. Gracias a ti por acercarte... Son hermosas las músicas vascas y las letras, en general, de una sencillez incréible pero que calan hondo.
      Un fuerte abrazo.¡Felices fiestas!

      Eliminar

Publicar un comentario

GRACIAS POR TU COMENTARIO.

Entradas populares de este blog

JEAN FRANÇOIS LYOTARD: ¿POR QUÉ FILOSOFAR?

Pilar Alberdi « ¿Por qué filosofar ? » esta es la pregunta. Encontramos la respuesta de Jean François Lyotard (1924-1998) dispuesta en cuatro lecciones, y todas ellas conducen a una cuestión: «pensar duele». Vayamos por partes, la primera lección desarrolla la relación entre deseo y filosofía, y encuentra que la filosofía es el deseo desplegándose sobre sí mismo. La segunda, se ocupa del problema del origen de ese deseo que alimenta la labor filosófica; deseo que no existe en la Historia, sino en cada uno de nosotros como personas que intentamos vivir nuestro día a día. La tercera lección se preocupa por la palabra y su relación con la filosofía. La palabra como pensamiento, pero, sobre todo, como acción. La cuarta señala ese pensamiento radical esclarecedor que exige la transformación de la realidad y al que nos vemos abocados. Lyotard retoma aquí cuestiones y preocupaciones que había expresado en otras obras. Por ejemplo, ese conflicto, por lo menos entre dos partes, siempre con

OSCAR WILDE: FILOSOFÍA DEL VESTIDO

Pilar Alberdi «En los últimos años, hemos asistido, tanto en América como en Inglaterra, a un notable desarrollo del gusto artístico. Resulta ya imposible entrar en las casas de cualquiera de nuestras amistades y no percibir de inmediato grandes cambios. Ahora se cuidan más los colores, se escogen formas más delicadas; como si se supiera que el arte también puede estar en los objetos más comunes de las casas, confiriéndoles algo de gracia, algo de hermosura». Ese avance también llegó al vestido, pero más lentamente de lo que le hubiera gustado a su autor. Oscar Wilde (1854-1900) escribió esas palabras al comienzo de su artículo Filosofía del vestido publicado en el New York Tribune , el 19 de abril de 1885. Anteriormente, algunos periódicos británicos habían publicado fragmentos de sus conferencias sobre el tema del vestido. La prueba de su manifiesto interés por este tema, la obtenemos del siguiente dato, entre 1887 y 1889, Oscar Wilde fue el editor de la revista femenina Woman’s