© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)

martes, 15 de noviembre de 2011

ESPERANZA



Dice la canción de Mikel Laboa:

Ese pájaro

Si le hubiera cortado las alas
habría sido mío,
no habría escapado.

Pero así,
habría dejado de ser pájaro.

Y yo,
yo lo que amaba era un pájaro.



Txoria, Txori

Hegoak ebaki banizkio
nerea izango zen,
ez zuen aldegingo.
Bainan, honela
ez zen gehiago txoria izango
eta nik...
txoria nuen maite.

4 comentarios:

  1. Berak ere, hegoak astindu zituen, eta hegan joan zitzaigun, bere paradisu liberatzailera.
    El tambien, sacudió sus alas, y se nos fue volando, a su paraíso liberador.

    ResponderEliminar
  2. Nos dejó tan bellas canciones que es difícil pensar que no está entre nosotros.
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  3. No conocía la letra de esa canción, da mucho que reflexionar sobre nuestra manía de intentar cambiar a las personas. (Algo tan dado al fracaso, por cierto).
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Es verdad, se puede aplicar muy bien al tema que indicas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión.