© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)

domingo, 22 de abril de 2012

EL MENOR ESPECTÁCULO DEL MUNDO de Félix J. Palma



Reseña: Pilar Alberdi



Esta semana he tenido el placer de leer el libro de relatos El menor espectáculo del mundo de Félix J. Palma publicado por Páginas de Espuma. Me gusta este escritor y explicaré por qué.
Comenzando por la imagen de la portada, que resulta muy sugerente, nos adentramos en la obra a través de dos frases de los escritores Johann Wolgang von Goethe y Simone de Beauvior. Estas frases dicen, respectivamente:«Yo amo a aquel que desea lo imposible» y «Las personas felices no tienen historia».
Al menos, sé que las personas muy felices no escribirán libros, porque quizá no necesiten hacerse preguntas, porque la realidad les conforma.
Son nueve los cuentos y, sin embargo, a mí me ha parecido que he leído muchos más. Y he estado a punto de las lágrimas varias veces. Hay que ver qué bien puestos están algunos verbos («rindiendo sus tardes entre ollas y fogones», «la imaginaba tierna con sus nietos, de cuyo regazo harían palacio», «Apenas franquearon el comedor los asaltó un olor familiar y barroco», «Se inclinó sobre su rostro y devoró en sus labios fríos un beso lento y redondo». ¿Y los adverbios...? Félix J. Palma, no ha renunciado a ellos, demostrando que no se ciñe a modas del momento.
Una parte de los cuentos de este libro, no los argumentos que varían de contexto pero no de ambiente urbano, tienen relación con esa clase de descubrimiento extraño e insano (en el sentido de que parece que perdemos la estabilidad o la cordura), en que descubrimos después de 4 o 5 años de convivencia en pareja, que ya no amamos a aquel ser, en el que nos pareció ver un cúmulo de virtudes, y por el que habríamos dado, sin pensarlo dos veces, nuestra vida. Más doloroso aún cuando hay hijos de por medio, y en estos cuentos, como en la vida misma, los hay.
La otros relatos nos muestran, además de a parejas con hijos, a familias que podrían ser la nuestra o la de nuestros vecinos; cómo viven los ancianos entre ellas, cómo asumen la soledad, la indiferencia de los demás, la enfermedad o la muerte. Y para escribir de estos temas, no sólo se necesita poseer conocimientos literarios, sino la capacidad de observarlos en la vida, es decir, de ser capaz de ponerse en los zapatos de otros y ver el mundo desde esa orilla.
Y aunque alguno de los cuentos tiene un toque fantástico, como es propio del autor, se puede ver con claridad lo que cubre ese velo.
Y ¿por qué se titula este libro El menor espectáculo del mundo? La explicación está en la contraportada. Allí dice:«Pasen y lean, señoras y señores, estas nueve historias sobre el tema más universal de la literatura, el amor, el menor espectáculo del mundo, porque sólo puede ser visto por dos espectadores al mismo tiempo. ¿No oyen el redoble de tambores?»
Sí, lo oímos, y además sabemos que a ese duo se suman suegros, yernos, nueras... el pequeño o gran número del resto de espectadores-actores dentro del mismo espectáculo, participantes en las reuniones familiares de los domingos y en otros acontecimientos.
Suscribo desde aquí lo que ha dicho, Santos Sanz Villanueva, en El Mundo sobre la labor literaria de Félix J. Palma: «Frases perfectas, imágenes bellísimas y textos sobrecogedores que perfilan un mundo perturbado», o las que dijo Antonio Fontana en ABC; «Sus obras están plagadas de ideas afortunadas, imágenes inolvidables y reflexiones que perduran una vez finalizada la lectura. Un autor de cuentos inquietantes y deliciosos» que gozarán, añado, aquellos que disfrutan leyendo literatura de la buena, de la que es capaz de superar el paso del tiempo.
Página web de la editorial:Páginas de Espuma


El autor:

(Sanlúcar de Barrameda, 1968). Ha recibido numerosas e importantes distinciones literarias. Entre sus libros de relatos: El vigilante de la salamandra (1998), Métodos de supervivencia (1999), Las interioridades (Premio Tiflos 2001) y Los arácnidos (Premio Iberoamericano Cortes de Cádiz 2003). Su última novela, El mapa del tiempo, XL Premio Ateneo de Sevilla 2008, se ha convertido en un éxito de ventas y ha sido traducida en treinta países, entre ellos Estados Unidos, Alemania, Francia, Japón y Reino Unido.
Accede a la página del escritor Félix J. Palma

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión.