© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)

domingo, 3 de octubre de 2010

EL ESPECTÁCULO



Por Pilar Alberdi

Me costó mucho conseguir que alguien tuviese tiempo de olvidarse de su trabajo y amistades y me ayudase a construir una cometa. Coincidió que la madre de mi amiga dijo que tenía que ir a visitar a su familia en el campo. «¡Qué mejor lugar para echar a volar la cometa!» Resultó que allí también había muchos niños. La empujamos a volar y fuimos felices. Yo, la que más, porque era su dueña. Pero al subir al autobús de largo recorrido para volver a la ciudad, me di cuenta que me la había olvidado. La madre de mi amiga dijo: «No te preocupes. Volveremos a buscarla».Pero no volvimos. La cometa tenía dibujada una cara de payaso. Creo que fui la única que supo cuánto iba a durar la función: toda una vida… Aún la veo coletear en el cielo. Aún sigue actuando para mí.



Este microrrelato fue seleccionado para edición en el IV Concurso de Vivencias Premio Orola, 2010. El libro con 150 vivencias será presentado este mes de octubre en Madrid por Ediciones Orola.

3 comentarios:

  1. Ya lo había leído antes, pero en cada relectura encuentro sentimientos nuevos. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a las dos, ha sido un placer leer vuestros comentarios.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión.