© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)

sábado, 21 de mayo de 2011

ADIÓS A LUNA.



Se fue ayer. Pero se quedó en nuestros corazones. Fue una dama. Obediente, simpática. Viene de una lejana mezcla de perros de circo y de perros cazadores. En sus genes tenía mucho de los primeros.
Le encantaba jugar con la pelota. Sabía nadar muy bien. Adoraba a los niños, y disfrutaba con los cantos de los tordos, y el perfume de las flores.
Fue mi acompañante de paseos por la playa. Juntas recogíamos vieiras partidas, y yo le decía: —Mira Luna, otra “ala de mariposa”, mientras esperábamos que alguna editorial quisiera recoger el libro en su catálago.
Una sola vez tuvo hijos con Kitt. Y a sus cachorros les dimos nombres griegos. Ella nunca lo supo. Así es la vida de los perros. Se los separa rápido de sus padres, y luego a sus hijos de ellos.
Fue nuestro mejor espejo: nos hacía únicos, especiales, mejores de lo que somos. Y aunque no tenía teléfono móvil, cuando nos íbamos de viaje y llamábamos a casa, alguien le ponía el teléfono a la oreja y después de escuchar lo que le decíamos, le daba un par de lenguetazos...
Luna querida, como dice una canción vasca que se canta en los funerales "hasta pronto".

13 comentarios:

  1. Todos la echaremos de menos. Un beso. Sebas.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento mucho Pilar. Yo tengo una perrita de 14 años que ya está muy viejita, le gusta dormir junto a mi madre que tiene 90… Son inseparables y se entienden muy bien, creo que tienen la misma edad…. Greta, mi perrita, viaja con nosotros y comparte nuestra vida. Todos esos momentos inolvidables que pasaste con tu querida amiga Luna forman parte de tu historia y seguro que te han enriquecido mucho, recordarla con cariño y serenidad es el mejor homenaje que le puedes hacer. Un fuerte abrazo.
    Rosa

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus palabras, Sebastián. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón, Rosa. También te deseo a ti lo mejor.
    Me has hecho recordar que Luna buscaba a mi madre los días de tormenta y se ponía junto a su cama. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Luna siempre estará esperándote en esa playa. Y la sentirás junto a ti en muchos momentos importantes. Es lo que siempre nos queda de los seres que hemos querido, da igual la especie a la que pertenezcan. Los demás seguimos aquí, para darte el abrazo y el cariño que en alguno de esos instantes especiales puedas echar de menos. Te mando un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  6. Nos dio mucho, mucho amor, mucha compañía, muchas sonrisas y juegos. Nunca la olvidaremos, forma parte de nuestra familia.

    Vino a nuestra vida en un momento en que yo personalmente la necesitaba mucho, luego, te lo agradeceré siempre, tú la has cuidado y querido estos años, era tu perra, tu Luna Lunera. Era una perra feliz y eso se notaba, y no me extraña, porque tenía la suerte de tenerte.
    Te quiero mucho, Claudia

    ResponderEliminar
  7. Los perros son fieles compañeros dispuestos a ir con nosotros a donde queramos llevarles. Les hablamos, nos escuchan y nos entienden. Y jamás se cansan de pasear a nuestro lado como si no hubiese nadie más en la tierra que nosotros. Así de especiales nos hacen sentir a cambio de unos pocos cuidados. Por eso se les echa tanto de menos cuando ya no están.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón, Begoña. Son como niños, bajitos, y siempre viéndolo todo. Ven unas 300 veces más rápido que nosotros; oyen mejor.
    Tan observadores siempre, dispuestos a salir a la vida, a disfrutar el momento,a verse con otros perros y personas,tan dignos de amor y compañía.
    Te agradezco tus palabras.Sinceramente.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Claudia, yo también tengo la suerte de teneros. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Es verdad Sonia, ella era de esa "raza inferior de seres", que siempre tienen tanto para enseñarnos.
    Dick, el escritor de ciencia ficción, decía lo mismo de los niños, esa "raza inferior" los llamó, tan dependiente de los adultos, y la verdad es que la serie es larga, incluiríamos a todos los seres más desválidos de este mundo bajo la dependencia de otros con más poder y, generalmente, mal utilizado.
    Hoy, cuando salí a comprar el pan, caminé un rato por la playa. Y ella iba en mi corazón mientras miraba las olas romper en la playa.
    Un abrazo, Sonia.

    ResponderEliminar
  11. Cuando conocí a Luna me di cuenta del amor que son capaces de ofrecer los perros,¡Lunita era tan cariñosa...! Podía estar horas lamiendo despacito la mano de quien la acariciaba, y como decías, muy especial con los niños. Me quedo con un recuerdo maravilloso de ella.
    Un beso, Carmen.

    ResponderEliminar
  12. La recordaremos siempre. Cariñosa y juguetona, dulce y tranquila, siempre lista para darte un lametazo cuando menos te lo esperabas. Lloré mucho por ella, abrazando a Kitt, inocente grandullón, que no era capaz de entender lo que habíamos perdido.
    Me quedo con una frase de Daniela (5 años), que también llorando, le intentaba explicar, en vano, y terminaba diciendo que siempre la querrían.
    Un abrazo muy fuerte. Miguel.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Carmen, Daniela y Miguel: siento que me falta, que espero verla. De repente los pequeños hábitos que compartíamos me la recuerdan constantemente: ir a caminar y ver amanecer, compartir esos momentos del desayuno o la creatividad, arreglar el jardín o la huerta, recibir juntas a las visitas...
    Me encantaba hacerle oler el perfume de las flores, igualito que lo hago con Daniela. Y yo le decía como si ella estuviese dispuesta a aprenderse los nombres:
    -Huele Luna, esto es jazmín. Y esto, heliotropo. Hum... ¡Las madreselvas qué bellas están este año! Y los naranjos y los mandarinos... ¡Mira cómo se están poniendo! Flores de azahar... Una violeta... Y esta rosa blanca... Esta es la que mejor huele de todo el jardín. Es una pena que ahora las rosas de vivero no tengan perfume.
    Esto es lo que tiene el amor, se queda con nosotros. Nos lame el corazón como lo haría ella si pudiera. No nos abandona.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión.