© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)

jueves, 15 de marzo de 2012

«Él» de Mercedes Pinto



Reseña: Pilar Alberdi

Reúne esta obra publicada por Ediciones Escalera cuatro textos de la escritora Mercedes Pinto (1883-1976: Invitación al dolor, Él, Plegaria a la luz, El divorcio como medida de higiene.
Frente a estas páginas estamos ante una «historia de vida», la de una mujer que sufre el acoso de su esposo, en una época en que el divorcio no existía y las mujeres dependían legalmente de sus maridos.
«Volvían a sentirse mis miembros sujetos por una sola orden de Él; mi lengua paralizada ante su voz; mis ojos velados por sus miradas recelosas; y mi juventud y mi salud y mi inteligencia semejaban una planta lozana, ligada y sujeta por una trama tupide de una tela de araña...»
Es así como se sienten las mujeres acosadas: atrapadas y como detenidas en el tiempo. Sin poder actuar por sí mismas, siendo para otro, sin poder escapar de esa condición.
En la obra se nos dice que él era una persona desconfiada y brutal, capaz de matar sin escrúpulos hasta a los propios animales domésticos de sus hijos, sin contar las palizas a su esposa o el trato vejatorio, porque suele ser propio de este tipo de personas hacer aparecer como desquiciadas a quienes son normales.
Cuando esta mujer se queja, su propia familia y la sociedad de la época le pide que soporte.
«Tuve escritas unas cuartillas donde reseñaba la noche de mi boda. Se
las enseñé a un magistrado modelo de rectitud y prorrumpió enrojeciendo
de ira:
—No publiques eso, porque cien manos honradas se alargarán justicieras
a estrangular su garganta…
Se las enseñé, después, a mi confesor, y me aconsejó en voz baja:
—Rompe eso enseguida; esto pide castigo y el castigo sólo Dios
puede darlo.
Luego las leyó el médico que asistió a mi nacimiento y me dijo:
—Publica estas páginas, porque las aberraciones miradas con los
ojos de la ciencia, pueden evitar en su día males mayores.
Pero releí las cuartillas y haciendo más caso del magistrado y del
cura que del médico, las rompí en pedazos y durante un momento vi
volar la historia de infamia y locura, de mi noche de bodas…»
En esta situación, «él se dedicaba a cubrir las apariencias y yo con gran pudor callaba todavía». (…)« Y después en la calle lo saludaban afectuosas las personas respetables del pueblo...».
Pero Mercedes Pinto que en esta obra en concreto no explica por qué su esposo es como es, quizá porque desconocía su pasado familiar, si se cuestiona en qué medida afectará lo que se vive en el hogar a sus hijos.
Los hechos sucedieron a principios de siglo. El libro fue publicado en 1924 después del fallecimiento del sujeto en cuestión. Por la misma época ella denunció lo que soportaban muchas mujeres. Lo hizo en 1923 en la Universidad Central de Madrid con una lectura pública de su ensayo El divorcio como medida higiénica. La consecuencia que tuvieron sus palabras para su vida y la de sus hijos fue que el gobierno de Primo de Rivera la condenase al destierro. De ese modo, comenzó su periplo hispanoamericano.
Pensaba yo en todo esto, mientras miraba el periódico de hoy y veía estas noticias: un hombre arrojó ácido al rostro de su compañera sentimental; una joven marroquí se suicida tras ser obligada a casarse con su violador... La Eurocámara urge a imponer la cuota femenina en los consejos. Se espera que se alcance el 30% en 2015 y el 40% en 2020. Y aún con tanto por delante para cambiar, sabemos que algo ha cambiado y que relatos de denuncia como los que escribió en su época Carmen Pardo Bazán o testimonios como este, de Mercedes Pinto, no fueron en vano. Pero nos duele, queda un dolor profundo ante estos temas, y una esperanza, la de seguir luchando.
Creo que Él es un libro esclarecedor de lo que fue la condición de la mujer en el siglo XIX y principios del XX. Luis Buñuel la adaptó a la pantalla, logrando lo que muchos han considerado «una de sus mejores películas de la época mexicana».

La autora:
«Mercedes Pinto era mujer, intelectual, exiliada, canaria y republicana. Tuvo la osadía de pensar diferente, y el valor de actuar en consecuencia. (…) Esta Pasionaria cultural acabó de escribir Él en 1924. No hay que contextualizarla para captar su valor, pero si se engloba en los parámetros sociales que regían entonces, no tan distintos de los actuales, eclosiona no sólo la calidad literaria de esta escritora, sino la humana.

Sinopsis de la contraportada del libro:
«La novela Él, delicada, contundente y sutil, ahonda en el alma de una mujer que se ha casado con un enfermo de paranoia, en la supervivencia diaria al lado de un loco que la odia y la necesita. Envuelta en la mortífera atmósfera de las normas de una sociedad pacata e hipócrita, la protagonista quiere sobrevivir. Y no está dispuesta a resignarse a la resignación».

Les dejo el enlace a la Editorial Escalera para que puedan acceder al catálogo y a más información sobre este libro.

12 comentarios:

  1. Muy puntuales tus comentarios, Pilar. Lo que se lamenta es que estos problemas sigan vigentes. Seguiremos en la lucha. Un abrazo, Violeta.

    ResponderEliminar
  2. Tremendamente interesante, un libro para leer gracias por la recomendación tanto de este libro como de tu blog y gracias por la visita
    Te dejo un saludo

    ResponderEliminar
  3. El machismo no muere...Es social. Hoy, además de seguir matando mujeres, desgraciadamente la lista de casos en España es terrible, lo hace de manera menos expuesta en otros ámbitos. Si tenemos en cuenta que las estadísticas indican que en Latinoamerica y España, apróximadamente 3 de cada 5 mujeres han sufrido algún tipo de abuso o acoso sexual, estamos hablando de un verdadero drama social. Y, la mayoría de las veces, esto sucede en el entorno familiar.

    ResponderEliminar
  4. No había leído esta entrada hasta ahora. Es escalofriante y desgraciadamente algo que de vez en cuando salta a la actualidad. Otro libro para leer, para abrir conciencias, para luchar contra y una lacra; y lo más importante, para no callarse ante el horror.
    Me hago eco, espero que no te importe.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me parece estupendo que te hagas eco. La obra y la valentía de esta mujer y de todas las que han sufrido hechos similares lo merecen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Interesantísimo ( y durísimo, me temo) libro por la vigencia que desgraciadamente aún tiene en nuestros días...
    ¡Cuántas veces la realidad supera a la ficción!
    Gracias por compartir.
    ;)

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a ti, por sumar tus palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar he enlazado este blog en el mío de reseñas de mis lecturas (www.viajesdesdelsillon.blogspot.com), pero lo enlazaré también en www.pulgacroft.blogspot.com, pues veo que también tienes más temas que reseñas de libros.
      Gracias por seguirme y por tus comentarios en mis blogs.
      Saludos!!

      Eliminar
  8. Muchas gracias. Tienes unos blogs preciosos, y el de cine me ha parecido estupendo. Los lectores que pasen por este blog pueden encontrarte en Blogs de amigos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. oh por Dios!!
    me he quedado sin comentarios...

    que fuertes situaciones!!!

    como es posible que siga siendo una verdad en nuestro medio, en nuestra epoca, y se atreven a decir que vamos evolucionando, parece un retroceso gigantesco o quizas un atascamiento...

    saludos!

    ResponderEliminar
  10. Así es. Terrible. Una verdadera pena.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión.