© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)


sábado, 6 de abril de 2013

EL BANQUERO ANARQUISTA Y LA TIRANÍA


Reseña: Pilar Alberdi

Dice José Saramago sobre el autor de esta obra, Fernando Pessoa: «El funcionario que escribía a deshoras El libro del desasociego publicó en vida pocos de sus escritos y El banquero anarquista es uno de ellos».
La obra nos presenta la vida de un joven convencido de que debía luchar por los desposeídos de la tierra, entre los que él mismo se contaba. Al elegir su creencia política,se decantó por el anarquismo que mantuvo, incluso, cuando llegó a banquero. Su preocupación esencial se basaba en cómo hacer para vencer las «ficciones sociales», esas que nos dicen en todo momento quién manda y a quién le toca obedecer, es decir ese mundo de las conductas sociales reflejo del poder político y económico.
«El verdadero mal, el único, reside en las convenciones y las ficciones sociales, que son las que se superponen a las realidades naturales». Porque ante la Ley Natural, piensa el joven, todos somos iguales, nacemos desnudos y desnudos nos moriremos. Sin embargo, un nuevo descubrimiento le revelará que este hecho también tiene sus falacias. Ni siquiera ante la Ley Natural somos iguales, y buscando una interpretación, acierta a pensar que es como si generación tras generación de personas acogidas en los ordenes sociales establecidos la hubieran contaminado, es decir, que nuestros genes ya traen impuesta la marca de lo social, de quién mandará y quién no por aprendizaje de nuestros antepasados... Y, además, cómo para lograr la justicia y la igualdad hay que formar un nuevo poder que mandará sobre el resto de las personas, no hay, parece, forma de cumplir su ideal de ser todos iguales.
«Atravesé —dice la persona que llegó a ser banquero— momentos de incredulidad, y no dirás que no estaban justificados. Soy materialista, pensaba; no tengo otra vida que ésta; ¿para qué tengo que agobiarme con propagandas, desigualdades sociales y otras historias, cuando puedo disfrutar y divertirme mucho más si no me preocupo por esas cosas?»
La obra que es una reflexión sobre la «buena conciencia», esa, que con mil razonamientos nos permite dormir en paz por las noches, es un interesante estudio sociológico y político, no sólo de cómo llegamos a ser capaces de encontrar cualquier justificación para nuestras creencias y actos, sino de los canónes que imperan en la sociedad. Si el libro se hubiera llamado: «Las buenas conciencias» también habría sido un gran acierto. Porque, de algún modo, también explicaría, sin pretenderlo directamente, el comportamiento de aquellos que creen que con ellos no va la cosa, que los problemas no son también suyos hasta que les tocan personalmente. Y entonces ya no pueden decir: «Yo de política no entiendo nada».
El segundo texto de este libro, es la base de una obra que Fernando Pessoa dejó inconclusa, y que lleva por título La tiranía.
Lo que ambos textos muestran es el interés sociopolítico que el autor mostraba por la realidad de la que era parte y de la que también se sentía responsable como ciudadano y escritor. Consideraba que el intelectual tiene una responsabilidad y un deber, el de favorecer el camino a la inteligencia, el de aportar ideas y mostrarlas.
Muchas frases se podrían extraer de este último texto, entre ellas, sin duda, esta: «La estabilidad social disfraza la existencia de una tiranía absoluta», sólo cuando este equilibrio es roto, se ve con claridad por la mayoría, quién la ostentaba y a quienes servían sus fines.

Palabras de la portada:

El banquero anarquista atrae por el carácter de sátira que contiene. En él se desata el humor como la puesta en evidencia de la literalidad. Las cosas desnudas, sin cáscara ni máscara, mueven a la risa. Porque la risa ablanda la desnudez cruda de las cosas. Y esta sonrisa irónica y finalmente mordaz que nos llega inmersos en la lectura de este libro, analiza un mundo gobernado por dos convenciones gigantescas: la política y la economía, y mediante un diálogo casi platónico, revela el hueso limpio de carne de estas dos bases del sistema de cualquier sociedad actual.

La editorial:
Mono Azul Editora.
Visita su interesante catálogo.

1 comentario:

  1. Agradezco tu reseña y la excelente información sobre este autor, del cual leí poco, algo de su obra poética (curiosa y con muy ricos matices); su maravilloso poema "cuando ella pasa" en idioma portugués y que me gustó mucho.
    Sin duda es un autor muy interesante que voy añadiendo a este lista que tengo pendiente.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión.