© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)

jueves, 23 de mayo de 2013

TRES POEMAS DE PILAR ALBERDI





INSIGNE POETA

Se ofreció como lector oficial
de libros abandonados.
De uno solo, o de todos
los posibles libros.
Ni el más exquisito
de los políticos
aceptó su nombramiento.
El hombre se llama
Emilio A. Westphalem
y es poeta.
Evidentemente, es bueno:
cree en los milagros,
en el pan de cada día;
en esas cosas...

ACUSE DE RECIBO

Recibí su interpretación del poema.
Usted me habla de un río, una luna, unos pinos.
Yo lo único que hice fue
dejar un papel en blanco sobre la orilla.

LA CONSTRUCCIÓN DE LA MURALLA

Hacia el atardecer
de la última piedra colocada
se posó una mariposa.
Fue un instante.
Después de ella,
milenios.




Nota: como dije en alguna ocasión anterior, iré subiendo poemas que escribí hace años. Estos tres y varios más, integraron una plaquette de poesía que editó el poeta costarricense José A. Porras en 1993.

14 comentarios:

  1. Qué maravilla!!!! Gracias Pilar. Qué faltos estamos de tanta belleza en forma de poesía. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Pilar, me gustó leerla. Y también, se desliza entre la poesía, muy bellamente. Excelente "acuse de recibo"... Tenga un buen día.

    ResponderEliminar
  3. El papel en blanco sobre la orilla y la mariposa sobre la última piedra, son elementos que definen la profunda sensibilidad del poeta. Muy bonito.

    ResponderEliminar
  4. Gracias compañeros de letras. Es un gusto para mí saber que les gustan. Es también ilusionante comprender, una vez más, que sobre la poesía no pesa el tiempo.

    ResponderEliminar
  5. amiga Pilar me han encantado tus poemas hermana poeta

    ResponderEliminar
  6. Me encantaron todos. En tan pocos versos se dice un montón. Es verdad lo que usted dice, la poesía fue, es y siempre será algo de actualidad y algo precioso si sabemos disfrutar de ella. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. el papel en blanco sobre la orilla... me parece muy profundo...
    me significa liberarse del yugo del maestro... claro, todavía no lo sabe... saludos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, queridos amigos.
    Decía Carlos Drumond de Andrade: “Convive con tus poemas antes de escribirlos. Ten paciencia, si oscuros. Calma, si te provocan”.
    Saludos y que tengan un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué bellos poemas!Cuando se tiene esa sensibilidad,no se necesitan muchas palabras,con pocas y bien utilizadas se crea un universo en el corazón del lector.¡Qué bueno poder leerla!,¡gracias Pilar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Lilí. Gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Preciosos los tres, repletos de sensibilidad. La imagen trasmite tanto, ese blanco papel absorbió de su pluma el sentimiento.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Gracias, María del Mar, Adelaida.
    Gracias a todos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión.