© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)


sábado, 21 de septiembre de 2013

MÁLAGA EN SEPTIEMBRE



En septiembre, al amanecer,la playa es una algarabía de grillos.Es la hora en que salgo a caminar y puedo asegurarles que el sonido es similar al que puede escucharse en este vídeo. Se detecta su canto en las zonas ajardinadas, en los restos de las hojas de las palmeras que quedan unidas a sus troncos, entre las ranuras de los suelos de madera de los chiringuitos. Y como telón de fondo el sonido del mar y en días como estos, una hermosa luna llena.

4 comentarios:

  1. En Barcelona el sonido es diferente, los coches inundan el silencio con sus motores, el aire empuja las hojas creando un movimiento rítmico y los loros a veces inundan la calle...
    ¡Feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, conozco ese sonido también. Viví muchos años al pie de una avenida, pero luego están los parques, y como bien dices los árboles, y esos loros... que me imagino serán las cotorras argentinas, las de plumaje verde que se reproducen muy bien aquí en el Mediterráneo.
      La vida de la gran ciudad tiene sus problemas pero también sus encantos, una mayor oferta cultural, por ejemplo.
      Un abrazo, Pat.


      Eliminar
  2. Luna, mar y grillos... Qué fascinadora combinación. Bellos paseos los tuyos.
    Gracias por compartir estas delicias. Por medio de tus palabras y el video puede vivirse.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, Volarela.
      Gracias por pasar y dejar tu comentario.

      Eliminar

Gracias por dejar tu opinión.