© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)


martes, 11 de enero de 2011

ADIÓS A MARÍA ELENA WALSH


Nos dejó María Elena Walsh. Era fuerte o la vida la hizo fuerte. Se opuso a todo lo oponible. Dijo en voz alta palabras contra el machismo que domina el mundo y contra las dictaduras. Cantó junto a Leda Valladares canciones que nos emocionaron. Y a los niños les dijo la verdad, lo que los niños entienden, que el mundo -aunque lo digamos en broma- está siempre del revés. No hizo una literatura para niños a fuerza de diminutivos y de esconder lo elemental. Nos dejó -entre otras- la canción de Manuelita, la tortuga, la de El Brujito del Gulubú... Nos regaló la ternura. Ella era la ternura. No le dieron un Nobel. Tampoco todavía a la señora Rowling que hizo leer a tantos niños... Es así, la vida es así. Gracias María Elena.

1 comentario:

  1. Adhiero a tus palabras de despedida. Aunque no recibió el Nobel, sí tuvo el reconocimiento de miles de lectores, a quienes hizo feliz con sus textos y su posición frente a la vida.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión.