© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)


lunes, 8 de agosto de 2011

CINCUENTA CUENTOS BREVES



Por: Pilar Alberdi


Cincuenta cuentos breves, así se titula el libro que la editorial Cátedra publicó el pasado mes de abril.
El prólogo es de Luis Mateo Díez, miembro de la Real Academia, quien comienza diciendo: «Los buenos cuentos siempre acaban en manos de los buenos lectores de cuentos».Después, alaba la tarea de los antólogos, una edición de Miguel Díez R. y Paz Taboada con la colaboración de Blanca Ballester, quienes recogieron cincuenta cuentos breves de autores europeos y americanos de los siglos XIX y XX, dando preferencia a los autores que escriben en español, y como cierre al año 2000.Todas las explicaciones referentes a sus decisiones se encuentran en la introducción y en un apéndice final donde se detallan las circunstancias de la gestación de cada cuento, así como noticias adicionales sobre los autores.
Volver a releer cuentos como Vanka de Antón Chejov (Rusia, 1860-1904), La tortura de la esperanza de Philppe-Auguste Villiers de l'Isle-Adam (Francia, 1838-1889), Ley de vida de Jack London (Estados Unidos, 1876-1916), La casa de muñecas de Khaterine Mansfield ha sido un verdadero placer literario pese a los dramáticos hechos que recogen las historias.Así La carta del pequeño Vanka nunca llegará a destino; el rabí Aser Abarbanel no podrá huir de los inqusidores; y el viejo indio Koskoosh no será salvado del trágico final que le espera.
A estos cuentos siguió la lectura de otros. Entre los que desconocía, destaco por simple preferencia personal que acaso cambie en una próxima lectura: El águila y el pastor de Gabriel Miró (España, 1879-1930), El retrato de Alfonso Rodríguez Castelao (España, 1886-1950), Espuma y nada más de Hernando Téllez (Colombia, 1908-1966), No oyes ladrar a los perros de Juan Rulfo (México, 1917-1986), Dientes, polvora, febrero de Rafael Sánchez Ferlosio (España, 1927) y La puerta cerrada de Edmundo Paz Soldán (Bolivia, 1967)...
¿De qué tratan estos cuentos? Del drama que es la vida, de las esperanzas fallidas.
Se los recomiendo.

5 comentarios:

  1. Hola Pilar,estoy conociendo tus blogs.... y tengo que decir que me parecen muy interesantes, cada uno de ellos trata de un tema diferente y eso me parece genial!
    Muchas gracias por seguirme.

    Un abrazo.
    Isabel

    ResponderEliminar
  2. Lo mismo te digo, Isabel. Y aprovecho esta ocasión para invitar a los que pasen por aquí a visitar tu blog. Encontrarán paz, serenidad, y voluntad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Soy Miguel Díez R., antólogo, con Paz Díez Taboada, de Cincuenta cuentos breves, que tan generosamente comentas. Muchas gracias. Nuestro proyecto inicial era de 100 relatos, pero, debido a las dificultades, a veces insalvables, para conseguir los derechos de publicación de los textos no de derecho público, tuvimos que restringirnos a los 50 actuales. De ahora en adelante colgaremos en Internet futuras antologías con cuentos que habiten ese Reino de la Libertad.

    ResponderEliminar
  4. Reitero mi enhorabuena por esta antología donde hay cuentos maravillosos de los que cualquier escritor tiene mucho para aprender.
    Tengo pensado comentar varios de ellos, tres por lo menos, porque son un exponente de lo que la "esperanza" como tema puede representar para la vida de un cuento, y porque verlos reunidos en esta obra, cada uno con su tremenda carga emotiva, incita a la piedad, a la pena, a la rebeldía, a la condolencia, pero también, y aunque resulte paradójico,al gozo por la lectura.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión.