© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)

domingo, 13 de mayo de 2012

«EN UN RINCÓN DEL ALMA» DE ANTONIA CORRALES



Reseña: Pilar Alberdi


Esta obra comienza con los versos que Miguel Hernández escribió en su elegía a Ramón Sijé:

«A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata le requiero
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero».

Estas palabras nos dan el tono y el tema: la necesidad de comunicar, de recibir palabras y darlas para sellar el amor.
En esta historia una mujer de nombre Jimena Alcantará pide a otra mujer que la escuche. Se lo pide a su madre, la mujer primera, aquella que como la sociedad en que vivimos, nos hace más o menos humanos. Se lo exige.
En ese camino de palabras conoceremos la vida de Jimena, su casamiento joven, sus decepciones. ¿Todos cambiamos? Algunos más, algunos menos, pero la vida no se detiene, hay que enfrentarla cada día, le ponemos esfuerzo, lo hacemos para mantener lazos de unión que creímos seguros, para formar una familia, para ser dignos de nuestros propios proyectos. Uno se casa sin nada y acaba años después con un alto cargo de ejecutivo; una se casa sin nada, espera desarrollar su profesión y los hijos llegan y hay que cuidarlos, y hay que decidir qué es mejor para todos. Y muchas mujeres renuncian a seguir adelante profesionalmente por el bienestar de la familia. O al revés, y luego todo son preguntas. ¿Me equivoqué? ¿No me equivoqué?
Este es un libro que ha figurado y figura entre los ebooks más vendidos de los últimos meses en España. Se lo merece. Representa el sentir de muchas mujeres y aunque de ellos, se hable indirectamente, también el de muchos hombres; de las expectativas que forjamos unos y otros.
Hay un deje amargo en el fondo que se convierte en numerosas sonrisas. ¿Cómo no sonreír con párrafos como este? «Aturdida. En una casa llena de muebles estúpidos y traiccioneros, que se llenaban de polvo en cuanto los perdía de vista. Llenando la barriga del carrito del supermercado...»
Hay infinidad de lecturas tras este libro que nos hablan de una autora que ha leído mucho; hay títulos que saltan sobre los renglones como un recuerdo de un período de la vida: Así habló Zaratrusta, Cien años de soledad, El Quijote, una obra de Gunter Grass; hay canciones que hemos oído, hay deseos de independencia, de dejar atrás lo que yo no sirve, de que la vida se fije en una, de una vez y para siempre.
Hay una sencillez que engaña porque no deja ver de cuántas horas de lecturas y escritura está hecha esta obra en la que la protagonista, esa chica delgada y morena de una familia numerosa de pueblo que con las ubres de sus cuatro vacas conseguía algo así como un petróleo blanco con el que mantener a sus hijos, intentará recuperar su vida, aquella en la que creyó, cuando se casó sin nada, con aquellas ilusiones, unas cajas de libros y sin electrodomésticos. Pero la vida pasa y pasa y pasa... Y un día se encuentra viviendo en un adosado, de esos que llegaron con el boom inmobiliario, casi al mismo tiempo que los adosados de las teleseries norteamericanas que veíamos, y no sabe muy bien cuál es su papel, porque está en esa edad en que todo lo sembrado se lo lleva la primera lluvia que cae y a los hijos, a los de todas las mujeres, los atrapan los colegios, los amigos, las novias y novios, los trabajos, los estudios, la vida, en suma.
«Mujer de agua...» se llama ella, las hay y muchas, como Sheela, como Remedios...Están ahí para la vida, tanto que hasta se olvidan de sí mismas, y un día despiertan más que otro y deciden mirar a un hombre que no es su esposo con deseo o hacer un viaje para encontrarse.
Deben leer este libro. Deben conocer la historia del paraguas rojo.

Enlace de compra en Amazon.
Blog de la autora.
Blog de la novela.

14 comentarios:

  1. Me apunto tu recomendación, porque después de leer tu extraordinaria reseña, no hay lugar para las dudas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Pilar. Es un honor para mí que una escritora de tu talla haga una reseña de mi obra. Una gran reseña porque capta de forma magistral el alma de la misma sin desvelar nada de la trama y contando muchísimo. Pilar, has captado la esencia de mi trabajo y eso para un escritor es el todo. Me ha hecho feliz leerlo y se me ha puesto el vello de punta en muchos momentos. Gracias, muchísimas gracias, compañera.

    ResponderEliminar
  3. Harás bien, Margari. Es un bello libro. Es la vida de tantas y tantas mujeres como nosotras.
    Un abrazo, y gracias por pasarte por aquí.

    ResponderEliminar
  4. Es una obra maravillosa, Antonia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es la eterna pregunta que se hacen muchas mujeres que optan por dedicarse en cuerpo y alma al cuidado de la familia, en vez de entregarse a su profesión. La respuesta se llama frustración personal. Y tarde o temprano se acaba pagando, porque los hijos un día se irán y harán su vida, algo que ella no pudo o no quiso hacer. Y ya será tarde.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Acabo de leer la reseña y me parece una hermosura de libro. Uno de los tantos que quiero leer y regalar.
    Hermosa reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón, Cayetano; pero también está la otra cara de la moneda; la de las mujeres que han apostado por la profesión contra viento y marea, por decirlo de algún modo, y en esa postura también hay, puede haber, sinsabores. Por ejemplo, dificultad de comunicación con los hijos, especialmente en la adolescencia, o situaciones en las que pierden su trabajo, como en esta crisis económica, se quedan en el paro y vuelven al hogar, y se produce una situación extraña tanto para ella como para los demás que precisa de nuevos acomodos. Leí un artículo muy interesante sobre esto. Y hay más posibilidades, desde luego.Por ejemplo, mujeres que en un momento dado de su carrera profesional optaron por no tener hijos o abortaron, y luego cuando el tiempo pasa, con crisis laboral o sin ella, se cuestionan sus decisiones. Porque la vida es esto, ¿verdad?, este replanteamiento constante, este mirar atrás y seguir adelante. En fin, que quizá el tema básico son las expectativas que ponemos en cosas y personas, pero también en nosotros. Nada es fácil, desde luego, nada es fácil.
    Gracias por pasarte por aquí, Cayetano, siempre es un placer visitar tu blog.

    ResponderEliminar
  8. Querida Bego, te va a gustar este libro, porque intuyo cómo eres, porque en tu blog veo de lo que escribes, porque tú también eres de las que mira por los demás, porque el cielo donde tu vives, siempre trae días de lluvia...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Tengo el libro y lo voy a leer, ahora con más interés, si cabe, después de leer tu reseña, Pilar. Se lo debo a Antonia.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  10. Me parece estupendo, Blanca. A mí me llegó al corazón, creo que representa muy bien a las mujeres españolas y lo que se ha vivido aquí estos últimos años.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias,otra vez, Pilar. Gracias a todos, es emocionante ver el interés y los comentarios.Para mí este es un libro muy especial, mucho. En la edición en papel, que será en septiembre, incluiré algo muy especial en sus páginas, mucho. Gracias de nuevo. Pilar, eres increíble, has captado todo, pero todo, todo.

    ResponderEliminar
  12. Querida Antonia:
    Tu libro, "En un rincón del alma", representa los verdaderos sentimientos de muchas mujeres y también de hombres de la época que nos ha tocado vivir. Crisis de valores y falta de tiempo frente al bienestar material que nos prometen a través de la publicidad. Y luego, es a nosotros, a quienes nos toca hacer las cuentas; no las materiales, sino esas otras, las del alma.
    Mi reseña es apenas una imagen de tu libro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Acabo de leer este libro y realmente me ha llegado al alma. Pilar: coincido totalmente con tu comentario. La historia me resulto fascinante y me lo lei de un tiron. Ahora necesito un tiempo para "digerirlo" y despedirme de Jimena y del resto de los entraniables personajes (perdon, no tengo "enie"). Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Me alegra saber que coincidimos. Es una hermosa historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión.