© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)


viernes, 12 de abril de 2013

MÁLAGA EN ABRIL


Conejito o Antirrhinum. Son hermosas, de colores variados, y, además, los adultos las utilizamos para hacer sonreír a los niños, ya que al apretarlas se puede imitar el movimiento de una boca de conejo. A mí me encanta recoger algunas y saludar con ellas a mis nietos más pequeños. Ellos, sorprendidos, las miran como a marionetas o muñecos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión.